La noticia: no, no estoy embarazada. Aunque, como ya has supuesto, tiene que ver con partos. Un largo parto de 3 años, sin contar los que he empleado en documentarme, en escribir y en reescribir. Ahora sí, la noticia.